Los efectos del fotoperíodo en las plantas son habitualmente intensos. Las respuestas a la duración diaria de la luz de diversos fenómenos del crecimiento y desarrollo (germinación, estolonización, bulbación, elongación de tallos, floración, etc.) están ya claramente establecidas; sin embargo, estas respuestas son complejas y en la mayoría de los casos están asociadas a otros factores ambientales, como la temperatura, o propios de la planta, como su estado de desarrollo. Desde el punto de vista de la producción, en la mayoría de las hortalizas la respuesta fotoperiódica más importante es la floración, ya sea para la obtención del producto hortícola o para la producción de las semillas de la especie. En el Cuadro siguiente se indica, sin particulares detalles que existen en muchas especies, el fotoperíodo requerido para la floración en algunas especies hortícolas.

 

Plantas de día largo
(luz creciente)
Plantas neutras
(indiferente)
Plantas de día corto
(luz decreciente)
Achicoria
Betarraga
Colirrábano
Endivia
Espinaca
Lechuga
Rábano
Radicchio
Repollo chino
Papa
Ají
Apio
Arveja
Cebolla
Choclo
Haba
Lechuga
Melón
Papa
Pepino
Pimiento
Poroto verde
Sandía
Tomate
Zanahoria
Zapallo
Ají rocoto
Camote
Soya
Topinambur
Zapallito italiano