7.2 Las Surgencias (Upwelling)

Son movimientos ascendentes mediante los cuales las aguas de los niveles subsuperficiales son llevadas hasta la superficie, desde profundidades generalmente menores de 100-200 metros, y removidas desde el área de transporte por el flujo horizontal, produciéndose así un aporte de nutrientes a las aguas superficiales empobrecidas por el consumo biológico.

Si bien el fenómeno puede ocurrir en cualquier parte del océano, sus características más destacadas se presentan a lo largo de los bordes orientales de los océanos (esto es en las costas occidentales de los continentes), como sucede en el NW y SW de Africa, California, Perú y Chile. En estas costas las aguas se caracterizan por sus relativamente bajas temperaturas y por su alta producción de plancton. Por ejemplo en el norte de Chile: 0.3 a 0.7 mg/m3 de clorofila "a"; respecto de los fosfatos, su concentración normal en el mar es de 0.2 mg/lt, sin embargo en áreas de surgencia ésta aumenta notablemente a 2.5 mg/lt en la costa de Oregon USA; 3.0 mg/lt costa de Perú y 1.2 mg/lt en la costa de Valparaíso (Curaumilla).


Distribución global de las surgencias

Los sedimentos bajo estas áreas de fuerte surgencia son típicamente ricos en materia orgánica; por ejemplo los sedimentos en la Bahía de Walvis en el SW de Africa tienen sobre 20% de carbono orgánico. Los sedimentos aportan algunas guías para conocer la intensidad de la surgencia ya que las especies planctónicas (foraminíferos, diatomeas) tienden a indicar aguas frías.

Se pueden distinguir en el océano varios tipos de surgencias: una oceánica, una costera, una ecuatorial. De ellas la surgencia costera o litoral es muy importante puesto que determina contrastes climáticos y biológicos notables y crea las condiciones para una gran productividad biológica.

TIPOS DE SURGENCIAS:

El diagrama muestra varios tipos de surgencias: por transporte de Ekman; por acción de vientos constantes; surgencia en el océano abierto; y surgencia por diferencias de densidad.

A. Por transporte de EKMAN. (Debida al efecto de Coriolis por el cual las aguas se desvían hacia la izquierda en el Hemisferio Sur).

El efecto de Coriolis hace que el agua que ha sido puesta en movimiento por los vientos sea desviada a la derecha en el hemisferio norte y a la izquierda en el hemisferio sur. Sin embargo, debido a la fricción, las capas superficiales se mueven en un ángulo de 45º. Así, el cuerpo de agua puede pensarse como un conjunto de varios estratos, cada uno se mueve cada vez más lento por la fricción, en un movimiento en espiral cada vez más hacia la izquierda en el Hemisferio Sur hasta que la fricción es nula. La dirección del movimiento varía para cada capa, pero el flujo promedio es 90º a la izquierda del viento prevaleciente.

B. Surgencia por acción de vientos continentales. Ocurre con vientos constantes que soplan desde el continente hacia el centro del océano y que alejan el agua próxima al borde costero, haciendo emerger aguas por surgencia. Ocurre por ejemplo en las costas españolas del mediterráneo, por acción del mistral (fuerte viento continental).

C. Surgencia en el océano abierto, es el caso de la surgencia ecuatorial debida a la divergencia producida por los vientos alisios que generan corrientes (Ecuatorial del norte y Ecuatorial del sur) que transportan agua hacia la derecha al norte del ecuador y hacia la izquierda al sur, generando surgencia.

D. Surgencia por diferencias de densidad. Debidas a la circulación termohalina, en que el agua más densa se hunde y es reemplazada por aguas menos densas.

FACTORES QUE FAVORECEN LAS SURGENCIAS:

El origen de las surgencias está relacionado con la fuerza que ejerce el viento sobre la superficie del mar y con la presencia de la costa. Dichos fenómenos dependen de la combinación de muchos factores entre los que están: la dirección del viento; la forma y orientación de la costa, los rasgos del fondo sumergido. Por ejemplo se ha observado que los aumentos en el ancho de la plataforma continental favorecen la surgencia y que también, curvaturas bruscas del contorno acrecientan y complican las surgencias.

ALGUNAS CONSECUENCIAS DE LAS SURGENCIAS:

Se comprueba el descenso de la temperatura del agua próxima a la costa.

Durante los períodos de surgencias, el agua superficial de la costa presenta temperaturas menores que las de la atmósfera, por lo tanto el aire adyacente a la superficie del mar se enfría y aumenta su humedad relativa lo que generalmente se traduce en la formación de neblina costera.

Intensificación de la brisa del mar, como resultado de la diferencia de presión existente entre el mar y el ambiente, derivado del ambiente térmico.

Puede disminuir el contenido de oxígeno disuelto en el agua de mar durante los eventos de surgencia, por la llegada de aguas subsuperficiales con bajo contenido de oxígeno.

Aumento de nutrientes en la zona de surgencia.