El nitrógeno, vapor de agua y el anhídrido carbónico

 La atmósfera sólo pudo formarse reteniendo los gases que emanaban del interior de la Tierra, como consecuencia de la actividad volcánica. En ella se retuvo el vapor de agua, el anhídrido carbónico y el nitrógeno procedentes de la fusión del núcleo terrestre y del hundimiento del componente hierro-níquel a través del magma. Estos gases quedaron atrapados en la atmósfera gracias a que la gravedad de la Tierra impedía que escaparan hacia el espacio exterior.


La Tierra, un Planeta Espectacular
Ed. Reader Digest,1995

Todo ello explica la abundancia de nitrógeno y vapor de agua en nuestra atmósfera, pero no la del anhídrido carbónico, el que en ese caso debería representar el 99% de los gases.Esto habría generado una inmensa presión atmosférica de 80kg/cm2 y una temperatura superficial muy elevada, del orden de 430ºC, como consecuencia del efecto invernadero. Con esta temperatura no habría existido agua en estado líquido, y por lo tanto, no se habría desarrollado la vida, al menos tal como la conocemos. Una explicación a este fenómeno es que el CO2 se eliminó de la atmósfera por una simple reacción química con el silicato cálcico de la superficie terrestre para producir cuarzo. Asimismo, la disminución del CO2 permitió el descenso de la temperatura y la aparición de la vida en los océanos (Pérez y Espigares, 1993).