ANATOMIA

ANATOMIA VASCULAR


Vascularización de la cadera

Las arterias de la articulación de la cadera proceden de las circunflejas externa o anterior e interna o posterior, ramas de la femoral. La arteria obturatriz rama de la ilíaca interna (hipogástrica) da origen a la arteria del ligamento redondo llegando a la cabeza del fémur pero su participación en la irrigación de la cabeza femoral es mínima.

Las arterias circunfleja anterior y posterior forman un anillo a nivel de la base del cuello femoral y de allí dan ramas hacia él, perforando la inserción capsular. La arteria circunfleja posterior a través de los vasos posterosuperiores otorga la mayor irrigación a la epífisis femoral. Desde las arterias epifisiarias nacen microarteriolas que en forma de arcadas terminan por irrigar hasta la superficie de la cabeza femoral.

Ver Imagen ampliada   Ver Imagen ampliada  

Inervación

En la cadera, como en otras articulaciones, se cumple también la ley de Hilton, según la cual los nervios que inervan los músculos que actúan sobre la articulación inervan también esta articulación. Por lo tanto, la cadera recibe ramas de los nervios obturador, crural e isquiático mayor; estos mismos nervios inervan también la articulación de la rodilla. Las enfermedades primarias de la cadera se manifiestan con frecuencia por dolor referido a la rodilla. Nunca debe omitirse la exploración de la cadera en pacientes que se quejan de dolor en la rodilla.

Ver Imagen ampliada

subir