Noticias UC
LAS CONFERENCIAS FUERON ORGANIZADAS POR EL INSTITUTO DE GEOGRAFÍA
Estudian las características y funciones de las dunas costeras
Proteger y regular el medio ambiente, es una de las principales funciones que cumplen las dunas, un bien sumamente escaso que equivale a un porcentaje muy reducido de las costas. Los profesores María Luisa Martínez del Instituto de Ecología de Xalapa y Juan Bautista Gallego de la Universidad de Sevilla abordaron sus beneficios y desafíos.
Martes 21 de septiembre de 2010
Proteger el medioambiente es una de las funciones de las dunas.

 De los 4.200 kilómetros de costa en línea recta que existen en Chile, apenas un 5% corresponde a playa y dunas, el resto es rocoso. De ahí que estos sean bienes sumamente escasos y sea necesario aprender a cuidarlos. Es por esto que el Instituto de Geografía realizó las conferencias Diálogo con la Geografía: "Servicios ambientales de la costa" y "Expansión de un arbusto nativo-invasivo en dunas costeras: causas y consecuencias ecológicas".

Las dunas son formas constituidas por arena depositada por el viento, que se convierten en sistemas naturales muy singulares de las costas arenosas. Como explicó la profesora del Instituto de Geografía Consuelo Castro, estas cumplen una serie de funciones tales como proteger y regular el medio ambiente, y otorgar un sustrato para el hábitat de distintas especies vegetales y animales; además de guardar tesoros arqueológicos y tener gran importancia turística. Todos estos beneficios que obtenemos de las dunas –y de todo ecosistema en general- se denominan "servicios ambientales".

Uno de sus servicios más valiosos es el de la de protección del medioambiente. Por ejemplo, en el derrame de petróleo ocurrido este año en el golfo de México, se han instalado barreras de arena de más de mil kilómetros de largo, para impedir que el crudo contamine las costas de Lousiana, EE.UU. Como afirmó la profesora María Luisa Martínez, del Instituto de Ecología de Xalapa, México, además de la contaminación, las dunas y costas en general están siendo seriamente dañadas por la erosión. Es por esto que se debe aprender más sobre el manejo y cuidado de estos ecosistemas. "La protección es menos costosa que la restauración, la que implica unos 61 mil dólares por hectárea", especificó.

Además de estas amenazas, una especie endémica o propia de un lugar también puede amenazar a las dunas al convertirse en especies invasivas. Esto, según el académico de la Universidad de Sevilla Juan Bautista Gallego, se produce debido a un cambio en las condiciones ambientales. Y al tratarse de especies nativas, suelen pasar desapercibidas. Sin embargo, sus consecuencias son variadas: alteración de la biodiversidad, y cambios drásticos en la estructura y funcionamiento del ecosistema dunar.

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA
Nicole Saffie, periodista, nsaffie@uc.cl
Ver las noticias más recientes
Suscribirse a un boletín quincenal de noticias